viernes, 17 de febrero de 2017

THE TREATMENT-ROCKSOUND-BCN-12-FEB-2017



Uno de los valores emergentes de la escena británica arribaba por primera vez a la Ciudad Condal para presentar su último trabajo "Generation Me", que veía la luz el pasado mes de marzo bajo los auspicios de la discográfica Frontiers Music. Aunque la formación de Cambridge ya había apuntado maneras con sus anteriores entregas "This Might Hurt" (2011) y "Running With The Dogs" (2014), que les sirvieron para telonear a bandas de la talla de Alice Cooper, Mötley Crüe o Kiss, su consagración definitiva ha llegado con este tercer largo que significa el estreno del vocalista Mitchel Emms y el guitarrista Tao Grey.


El marco escogido para su bautismo en tierras catalana sería el Rocksound, donde un nutrido grupo de enfervorecidos seguidores se dejarían imbuir por el aroma festivo de su descarado y energético hard rock. 

Sin duda para muchos la fórmula puede resultar sencilla: cinco chicos armados con sus instrumentos, dispuestos a pasárselo en grande y contagiar su vitalidad a todos los presentes. 

Pero si hay algo que resulta innato es la actitud y la garra de unos músicos  que llegaban con la consigna de arrasar con todo a su paso y ofrecernos 75 minutos de vibrante y ardiente rock n ´roll.
  
Ataviados con sus chupas de cuero el quinteto se adueñaba del escenario para golpearnos sin previo aviso con los desenfrenados  riffs de la inicial “Let It Begin”, que lograba que las primeras filas se dejaran arrastrar por su vena más gamberra  y desenfadada. 

Sin duda lo primero que me llamó la atención fue la contundencia de la banda sobre las tablas, ya que sus temas sonaron mucho más crudos y salvajes que en estudio, tal y como dejaron patente al atacar la primeriza “The Doctor”, que nos dejaba a un quinteto  completamente desatado, que hizo que el diminuto escenario del Rocksound se les acabara quedando pequeño.

Liderados por su vocalista Mitchel Emms y el hiperactivo guitarrista Tagore Grey, que no dejó de agitar la cabeza  durante todo el show,  los británicos conectarían  rápidamente con una audiencia que no titubeó  a la hora de  convertirse en protagonista al corear  intensamente  los adictivos estribillos que marcarían “Running With The Dogs”. 

Con el local convertido en una sauna la velada proseguiría con la rotunda declaración de intenciones que fue “I Bleed Rock N´ Roll”, que sería la escogida para que, por primera vez, Emms abandonara el escenario para cantar las estrofas entre el público.

Tras haber presentado sus credenciales en un arranque frenético, que les sirvió para meterse al respetable en el bolsillo, The Treatment se concentrarían en ofrecernos un exhaustivo repaso por los mejores momentos de su último trabajo “Generation Me”. Así  que no se olvidarían de los aromas clásicos que impregnaron piezas como “The Devil”. Pero no  tardarían mucho en volver a imprimir velocidad y rabia  a sus guitarras para  regalarnos  “We Are Beatiful”, que nos abocaba sobre  un fantástico solo de esencia sleazy a cargo de Tagore.

El nivel de intensidad no decrecería gracias a la pegada de la irreverente "Bloodsucker", que ponía de manifiesto que, pese a su juventud, estos chicos se han empapado muy bien de la esencia hard roquera que destilan  las mejores obras de The Cult y Thunder.

 A estas alturas del show la sala se había convertido en un desmadre, así que un desatado Swoggle se olvidaría de su bajo para animarnos a dar palmas durante los primeros compases de "Cry Tough", para la que el frontman  volvería a abandonar el escenario para acabar tumbado sobre  el suelo del local escenificando un delirante final.

Como si fuera una reunión de colegas, el extrovertido vocalista nos preguntaría quién no conocía previamente a la banda y que impresión les estaba causando el  show.  Y la respuesta del público no pudo ser más efusiva. Así que reforzados por la acogida del respetable la banda continuaría dando buena cuenta del tema que presta título a su tercer largo "Generation Me". Aunque durante su presentación no habría espacio para las baladas, el quinteto si que tendría ocasión de adentrarse en los desarrollos más melódicos de "Emergency", para rápidamente volver a rescatar  su vena más visceral y macarra durante  "Shake The Mountain", que nos dejaba a  Tagore  abandonando el escenario para recorrer la pista y acabar encaramado en la barra del local.

El momento de aunar nuestras voces estaría reservado  para el marchoso  "Get The Party On", con el propio guitarrista luciendo un casco vikingo mientras la gente no dejaba de bailar frenéticamente. Mientras que la elegida para el adiós definitivo  sería  la punkera "Drink, Fuck, Fight". En definitiva, The Treatment son jóvenes,  tienen hambre, actitud y unas composiciones que en directo son la banda sonora perfecta  para una noche de fiesta, desenfreno  y rock n´ roll. 





TEXTO:ALFONSO DIAZ
FOTOS:CARLOS OLIVER

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada