lunes, 11 de mayo de 2020

HAVOK-V


A base de trabajar duro y de acumular muchos kilómetros a sus espaldas Havok han acabado convirtiéndose en una formación imprescindible para comprender el resurgimiento del thrash metal en pleno siglo XXI. No creo que nadie pueda decir que el estilo del combo de Denver que encabeza David Sanchez sea especialmente innovador ni rupturista con el pasado que le relaciona directamente con todo el movimiento surgido de Bay Area durante la década de los ochenta. Pero lo que tampoco se les puede acusar es de no hacer gala de esa aniquiladora actitud que les permite contar con el beneplácito y la aprobación de la vieja guardia thrashera. Son fieros, rápidos, y altamente corrosivos, pero eso no quiere decir que en sus composiciones  solo haya espacio para la rabiosa contundencia, ya que a lo largo del álbum el tándem que conforman Sanchez y su socio a las cuerdas Reece Scruggs, nos deleitarán  con unos vertiginosos duelos en los que podremos encontrar unas altas cuotas de melodía.

La principal novedad de cara a  esta quinta entrega del cuarteto americano  viene dada por la incorporación del bajista Brandon Bruce que recaló en la banda el pasado 2019 para completar la sección rítmica junto al batería Pete Webber. Para dar forma al material de “V”  Havok han trabajado codo con codo con Mark Lewis (Cannibal Corpse, The Black Dahlia Murder), que es quien ha co-producido el álbum con la propia banda, además de encargarse de las tareas de  mezcla y masterización. Mientras que todo el artwork lo ha realizado el artista berlinés   Eliran Kantor (Evile, Hatebreed, Testament, Iced Earth, Sodom…).

Las huestes que comanda David Sanchez no dejan lugar a dudas, así que ya desde el mismo arranque con ese golpe directo al mentón que es “Post-Thruth Era”, la banda deja patente que durante los siguientes minutos vamos a tener ocasión de deleitarnos con una fantástica sucesión de rabiosos y humeantes riffs, una base rítmica absolutamente atronadora,  y todo ello aderezado con unas letras mordaces e incisivas que mantienen la posición crítica que siempre han mantenido en sus textos. Pero ojo, que la fiesta no he hecho más que comenzar. Así que tanto la visceralidad como el nivel de revoluciones seguirá en aumento al adentrarnos de lleno en la incendiaria andanada que representa “Fear Campaign”, que combinará  la volatilidad de unos riffs destroza cervicales con la aplastante voracidad de una crujiente base rítmica que se vera comandada por el despiadado ataque del flamante nuevo fichaje de la banda y por esos rotundos  coros que ya se han convertido en una de sus señas de identidad.

Para los que gusten de los riffs mosheantes y los tempos entrecortados, en los que se suceden los cambios de ritmos, sin duda les encantará “Betrayed By Technology”, en el que el cuarteto se aparta deliberadamente de la inmediatez típica del thrash más estándar para poner de manifiesto que han alcanzado un grado de madurez compositiva que les sitúa un escalón por encima de muchos de sus competidores. Además será a lo largo de este tercer corte cuando volvamos a tener la oportunidad de apreciar las excelentes habilidades técnicas de un Brandon Bruce, que parece haberse acoplado a la perfección dentro del engranaje del combo de Orlando. Resulta evidente que uno de los máximos retos para una banda thrasher que lleva ya muchos años asentada dentro de la escena  es  poder evolucionar sin llegar a traicionar sus raíces. Pues bien, será a lo largo del corrosivo “Ritual Of The Mind”, cuando Havok opten por levantar mínimamente el pie del acelerador para sonar más tradicionales, adentrándose dentro de tesituras más netamente heavy metaleras, concediendo un mayor protagonismo a la densidad de los tempos y a las melodías de sus desarrollos solistas.

Pero no será la vertiente heavy metalera la única que se dediquen a explorar los thrashers de colorado en esta quinta entrega, de modo  que también tendremos ocasión de ver su faceta más técnica durante “Interface With The Infinite”, que vuelve a poner de manifiesto que la banda ha ido madurando con el paso del tiempo y que actualmente cuenta con un buen número de recursos para lograr apartarse de la linealidad, y la prueba la encontramos al adentrarnos en esa tortuosa segunda mitad en la que el registro de Sanchez suena más oscuro y tortuoso mientras la banda se desenvuelve a la perfección dentro de unos tempos y parámetros  que, a priori, no serían los más habituales para una banda de thrash metal “old school”.

Como si trataran de introducirnos dentro de un oscuro ceremonial en la espesura del bosque, así suena la escueta introducción que lleva por título “Dab Tsog”,  que se convertirá en el preámbulo perfecto para ese despiadado ataque que lleva por título “Phantom Force”, una pieza que podríamos tildar como clásica dentro del estilo y la trayectoria de los americanos,  y que tienen muchos números de convertirse en una de las nuevas favoritas de sus incondicionales: velocidad a raudales, riffs absolutamente demoledores, y como no unos solos que te volaran la cabeza.

Uno de los temas que mejor aúna el pasado de la banda  y esta nueva etapa más madura pero igualmente aniquiladora es “Cosmetic Surgery”, otro golpe infranqueable que conjuga velocidad, unos buenos detalles técnicos, y un estribillo altamente adictivo que se vera coronado por unos coros de lo más efectivos y rotundos. Como habrás podido deducir leyendo todo lo anteriormente expuesto, resulta evidente que Havok han llegado a la encrucijada. Así que no dudarán a la hora de echar mano de las acústicas durante los compases iniciales de “Panpsychism”, que nos deja con una auténtica exhibición por cuenta de una  base rítmica que se acabará destapando en este “V” como una de las armas infalibles de Havok, y más si tenemos en cuenta que estamos hablando  de un corte que parece fundir la incisiva garra de los Megadeth de principios de los noventa con las progresiones melódicas de Annihilator.

Fieles a sus raíces, y con la intención clara de ofrecer a sus devotos material que tenga potencial para provocar que los circle-pits y los pogos no se detengan en sus presentaciones,  la banda nos ofrece “Merchants Of Death”, que sin duda será otra de las que tengamos ocasión de escuchar en todos sus conciertos  mientras nos sumamos a sus contagiosos coros. No podía ser de otra forma, y para poner el colofón definitivo al álbum el cuarteto ha optado por “Don´t Do It”, que sin duda pasa por ser una de las composiciones más complejas y ambiciosas que han escrito a lo largo de toda su carrera, y en la que resumen gran parte del contenido de esta quinta entrega, ya que a lo largo de sus más de ocho minutos de duración tendremos ocasión de escuchar guitarras acústicas, de adentrarnos en desarrollos lentos y oscuros, y por supuesto de dejarnos el cuello acompañando esos riffs crujientes y absolutamente desoladores que serán los que sostengan el tema hasta deslizarnos sobre una segunda mitad en la que la banda pisará el acelerador al máximo hasta conducirnos sobre su acústica recta final.

Si ya en sus anteriores entregas David Sanchez y sus secuaces nos  presentaron sus credenciales para  convertirse en uno de los indiscutibles líderes dentro de la nueva hornada del thrash metal al otro lado del Atlántico, este “V” tiene que servirles  para colocarles indiscutiblemente a la cabeza, ya que plasma la plena madurez de una banda que no parece tener miedo a introducir nuevas variables en su propuesta. Aunque, por otro lado, también resulta evidente que no  están dispuestos a traicionar sus raíces ni su identidad. Desde que un servidor tuvo ocasión de verles por primera vez en 2012, presentando el Ep “Point OF No Return”, su crecimiento ha sido exponencial e imparable, arrastrando en cada una de sus visitas a un mayor numero de incondicionales. Pues bien, creo que con “V”, les ha llegado el momento de establecerse definitivamente como una de las formaciones importantes dentro de la escena thrasher internacional. Sí, muchos dirán que suenan como un refrito de bandas de los ochenta. Pero, sinceramente, creo que una de sus grandes virtudes es tener la capacidad de recoger la esencia del clasicismo, pero aportando un sonido más contemporáneo y un toque personal que les hace ser plenamente reconocibles.


DISCOGRAFICA:CENTURY MEDIA

Lista de Temas


01. Post-Truth Era
02. Fear Campaign
03. Betrayed By Technology
04. Ritual Of The Mind
05. Interface With The Infinite
06. Dab Tsog
07. Phantom Force
08. Cosmetic Surgery
09. Panpsychism
10. Merchants Of Death
11. Don’t Do It




No hay comentarios:

Publicar un comentario